fbpx

The Blog

Pueblo vs ciudad

¿Vivir en pueblo o ciudad? Esa es la pregunta del millón. Elegir un lugar para vivir no es una tarea fácil, pero es una decisión que se debe tomar con firmeza para evitar inconvenientes a futuro. Cuando vemos a las ciudades más pobladas de España nos damos cuenta de las ventajas y desventajas que estas tienen. 

Lo mismo sucede con el hecho de vivir en un pueblo, lo cual genera dudas e interrogantes que se posan en nuestra cabeza y no se van hasta que se despejen totalmente. Las diferencias entre pueblo y ciudad pueden parecer obvias a simple vista, pero indagar en estas diferencias es lo que nos hará tomar una decisión firme e inequívoca. 

Después de todo, el lugar donde decidamos vivir definirá nuestras rutinas y actividades cotidianas. Queda claro que existen ciudades de España con encanto y pueblos con encanto también, por eso esta decisión no siempre puede tomarse con la seguridad deseada. Por ejemplo, queda claro que vivir en Murcia puede ser fenomenal, pero no por eso se deben descartar otras zonas para habitar. Una investigación exhaustiva será la mejor forma de despejar todos los tipos de dudas que puedan generarse al momento de diferenciar un pueblo de una ciudad.

Productividad o tranquilidad.

Tranquilidad vs productividad

No hay discusión en que vivir en un pueblo nos aportará una cercanía mucho más fuerte con la naturaleza. El aire limpio, los paseos saludables y la vida calmada son unas de las ventajas que los pueblos ofrecen a sus habitantes. Nada se compara con poder respirar aire puro mientras disfrutamos de una vista increíble. 

Además, los precios de los inmuebles en los pueblos suelen gozar de una relación precio y calidad que no se puede superar. Todo dependerá de la personalidad de cada quien, pero la mayoría de la gente coincide en que la despoblación es uno de los factores positivos de los pueblos de España. Vivir en un pueblo implica estar en un estado de calma constante que nuestro cuerpo agradecerá. En años anteriores era un poco más complicado conseguir agentes inmobiliarios en estos lugares, pero ahora contactar a agentes en pueblos hermosos como Molina de Segura es extremadamente sencillo. 

Pero también hay que ver la otra cara de la moneda. Una de las preguntas más recurrentes de las personas que deciden vivir en pueblos es de qué vivir en un pueblo pequeño. No es un secreto que las fuentes de trabajo en los pueblos son mucho menores a las que se pueden encontrar en la ciudad. Esta es una de las principales dudas de las personas antes de tomar la decisión de mudarse. En la ciudad las fuentes de empleo y de productividad son siempre muchos mayores. 

Es cierto que la competencia también es mayor, pero parece ser que siempre habrá oportunidades para todos. Inevitablemente, en los pueblos esto se reduce mucho, generando una incertidumbre general que es completamente entendible. El teletrabajo se ha fomentado mucho con el pasar de los años, por lo cual quizás esto deje de ser un problema recurrente a futuro dependiendo del área profesional de cada persona.

El ritmo de vida afecta a todos los miembros de la familia

Un asunto muy importante a tener en consideración es pensar en todos los miembros de nuestra familia. Es casi un cliché considerar que criar a tus hijos en un pueblo es mucho mejor a nivel de seguridad y salud. Las ventajas y desventajas para nuestros pequeños deben ponerse sobre una balanza antes de tomar una decisión seria. 

Es cierto que la tranquilidad será mucho mayor, pero si se está acostumbrado a llevar una vida de ocio por asistir a cines, restaurantes y conciertos entonces será mucho más complicado hacer una transición a vivir en un pueblo. Lo mismo sucede de forma contraria: pasar de vivir en un pueblo a vivir en una ciudad puede resultar abrumador para algunos. 

Intercambiar la paz mental por una vida ajetreada no es algo que muchas personas tomen positivamente. Al final del día, la decisión debe tomarse de forma unánime por toda la familia para evitar cualquier tipo de inconveniente que pueda existir. Ten en mente que la felicidad de los tuyos es tan válida como tu propia felicidad.

Concierto y paseo.

La salud va por encima de cualquier cosa

De nada sirve disfrutar de solvencia económica si nuestra salud no es la ideal. Este es el argumento principal de las personas que deciden vivir en un pueblo pequeño. No queda duda que el aire puro genera una sensación que elimina el estrés y la ansiedad. También es cierto que en ciudades grandes la contaminación ambiental tiene un impacto en nuestra salud que se ve a largo y mediano plazo. 

De igual forma, esto se refleja en los alimentos que se pueden conseguir. En un pueblo es común adoptar una alimentación más natural y sana, pues los huertos locales abundan para ofrecer productos frescos y deliciosos. Sin embargo, encontrar el mismo nivel de variedad que la ciudad ofrece es casi imposible en este caso. 

Queda claro que vivir en pueblo o ciudad implica mucho más que una decisión impulsiva y emocional. El balance idóneo entre nuestras necesidades y nuestras intenciones será el factor clave para tomar una decisión firme que no se tambalee con el pasar de los años. Siempre será bueno tener en mente que no es lo mismo visitar una ciudad o pueblo como turista a experimentar sus cualidades y desventajas como habitantes. 

× WhatsApp